miércoles, 1 de marzo de 2017

«Demonios de polvo» se cruzan en la ruta del rover Curiosity en Marte

Los conocidos como «demonios del polvo» son el resultado de que el sol calienta el suelo, provocando un ascenso convectivo del aire. Todos los torbellinos fueron vistos en dirección sur desde el rover. Ahora, la NASA ha difundido un video en el que muestra su evolución. El tiempo se acelera y el contraste se ha modificado para facilitar la visualización de los cambios fotograma a fotograma (activar subtítulos en español del video sobre estas líneas). El viento gobierna El viento ha estado modelando los paisajes del planeta rojo desde hace miles de millones de años y continúa haciéndolo hoy. Estudios sobre la superficie y desde la órbita revelan sus efectos en escalas de grandes a pequeñas en los paisajes extrañamente estructurados dentro del Crater Gale. Curiosity, en la ladera más baja del monte Sharp, una montaña estratificada dentro del cráter, ha iniciado una segunda campaña de investigación de dunas de arena activa en el flanco noroeste. El rover también ha estado observando torbellinos que llevan polvo y comprobando hasta qué punto el viento mueve granos de arena en un solo día, bajo sus ruedas.

Las observaciones del Cráter Gale por el Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO) de la NASA han confirmado patrones a largo plazo y tasas de erosión eólica que ayudan a explicar la rareza de tener una montaña estratificada en medio de un cráter de impacto. «La perspectiva de la órbita nos da un panorama más amplio —en todos los lados del Monte Sharp y el contexto regional para el cráter Gale—. Combinamos eso con el detalle local y la verdad del terreno que obtenemos del rover», dijo en un comunicado Mackenzie Day, de la Universidad de Texas, Austin, autor principal de un informe de investigación en la revista Icarus sobre el papel dominante del viento en Gale. Las observaciones combinadas muestran que los patrones de viento en el cráter hoy difieren de cuando los vientos del norte eliminaron el material que una vez llenó el espacio entre el Monte Sharp y el borde del cráter. Ahora, el propio Monte Sharp se ha convertido en un factor importante en la determinación de las direcciones locales del viento. «El viento formó la montaña; ahora la montaña forma el viento».

Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: «Demonios de polvo» se cruzan en la ruta del rover Curiosity en Marte http://mysteryplanet.com.ar/site/demonios-de-polvo-se-cruzan-en-la-ruta-del-rover-curiosity-en-marte/La atmósfera marciana es unas cien veces más delgada que la de la Tierra, por lo que los vientos en Marte ejercen mucha menos fuerza. El tiempo es el factor que hace que los vientos marcianos sean tan dominantes en la configuración del paisaje. La mayoría de las fuerzas que forman los paisajes de nuestro planeta —el agua que erosiona y mueve los sedimentos, la actividad tectónica que construye las montañas y recicla la corteza del planeta, el vulcanismo activo— no han influido mucho en Marte durante miles de millones de años. La arena transportada por el viento, aunque sea infrecuente, puede hacer desaparecer los paisajes marcianos durante ese tiempo.
www.scoopnest.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada